Katiuska King

Esta nota hace referencia a la propuesta de «Ley orgánica para la transparencia fiscal, optimización del gasto tributario, fomento a la creación de empleo, afianzamiento de los sistemas monetario y financiero, y manejo responsable de las finanzas públicas», que fuera remitida a la Asamblea Legislativa el 18 de octubre de 2019.

Esta Ley podría tener varios sobrenombres …. Escoja el que guste y pase a revisar la explicación:

  • Ley avestruz
  • Ley del austericidio
  • Ley del blanqueo
  • Ley del retorno de la banca al Banco Central
  • Ley que invoca a una crisis sistémica
  • Ley cínica del ocultamiento de la información

¿Ley avestruz?

Sí, esta Ley fue remitida el 18 de octubre y en el envío no consta ni una sola cifra de los costos o beneficios fiscales que tendrán los cambios normativos propuestos. El gobierno habla de esta Ley como la del crecimiento económico y tampoco existe ni una sola propuesta de meta de crecimiento o de generación de empleo a causa de la Ley.

Les da tanta vergüenza poner un dato porque el Gobierno pretende que esta Ley pase desapercibida.

No quieren transparentar el impacto fiscal porque están promoviendo nuevamente una amnistía para el blanqueo de capitales no declarados, algo que en Argentina llamaron “sinceramiento patrimonial” y que beneficia a quienes mintieron en su declaración patrimonial. Por eso se puede llamar la Ley avestruz, cuando se les pregunta algo, esconden la cabeza.

¿Ley del Austericidio?

Quieren promover la austeridad vía reglas fiscales a todos los niveles de gobierno. Estas reglas existen en Chile y han conducido a un Estado mínimo incapaz de ofrecer servicios a la población. En realidad, lo que quieren determinados grupos es que la carga tributaria no aumente y así no se pueda garantizar derechos en beneficio de la cohesión en la sociedad.

Además, eliminan instrumentos para el manejo de la liquidez y así aumentan las reservas con dos fines. Para garantizar el pago de la deuda externa y/o para contar con recursos que se puedan utilizar en caso de una crisis sistémica. Esto obviamente genera un riesgo moral para los bancos tal como ocurrió en la crisis del 1998 cuando la Constitución permitió en la disposición transitoria 42 que el Banco Central pueda otorgar créditos de estabilidad y solvencia a las instituciones financieras.

Todo esto en buen romance conduce a un austericidio económico.

Ley del blanqueo ¿Nueva amnistía?

Sí, esta Ley como se mencionó incluye una nueva amnistía. Las amnistías y moratorias tributarias son formas perversas que eternizan el incumplimiento tributario y no cambian conductas de los contribuyentes.

Con esto reconocen que algunas personas de alto patrimonio no han pagado impuestos y promueven así un sinceramiento patrimonial como lo hizo Macri en su momento en Argentina. Al no haber declarado todo el patrimonio, no pagaron sus debidos impuestos y por tanto, el Gobierno con esta Ley quiere abrir las puertas para que puedan “blanquear” los patrimonios no declarados.

Ley que invoca a una crisis sistémica

En el articulado de las funciones de la Junta de Política, Regulación y Estabilidad Financiera se habla explícitamente de una crisis sistemática porque suponen lo que estas reformas pueden generar e incluso se menciona que la información podría ser declarada reservada.

Ley de retorno de la banca al Banco Central y a la Junta de Política, Regulación y Estabilidad Financiera

Cambian la conformación del directorio del Banco Central y de la Junta de Política, Regulación y Estabilidad Financiera, permiten la participación de personas que un año antes habían trabajado en el sistema financiero y exigen una experiencia de diez años en ese ámbito, con lo cual la banca regresa a los dos directorios. Y hablan de ¿independencia y afianzamiento del sistema financiero?

Ley cínica del ocultamiento de la información

Esta Ley orgánica para el ocultamiento de la información tributaria es una de las leyes más cínicas que se puede impulsar en materia tributaria porque pretende declarar la información tributaria como reservada, con lo cual la administración tributaria no podrá dar a conocer la información que actualmente se puede consultar a nivel individual o de grupos económicos.

Por último, quieren que esta Ley se apruebe por el ministerio de la Ley, sin ningún debate y le siguen repitiendo a la gente que no han perdonado impuestos a los ricos. ¿Se puede ser más cínico?